Móviles inspirados en el arte

Bárbara Maureira es arquitecta y, al salir de la universidad, trabajó en temas relacionados al interiorismo, decoración e iluminación. “Siempre me han interesado los oficios en general; he explorado con la arcilla polimérica y ahora último con la cerámica. Todo esto lo he hecho en una búsqueda constante por crear cosas nuevas y explorar nuevas facetas relacionadas con el arte y el diseño”, cuenta.

Y fue así como en 2019 creó Milki, un proyecto personal de accesorios en arcilla polimérica. En 2020, en plena pandemia, le dio un vuelco y se dedicó a crear “aros a mayor escala”, como los llama. Estos móviles hechos en acrílico parten de la reinterpretación de algunos de sus artistas favoritos, como Alexander Calder y Matisse. “Elegí este material porque genera colores y transparencias cuando el móvil se ve iluminado. No es un objeto «apático», si no que interactúa con su entorno. Además, le fui agregando una serie de intervenciones que estaban inspiradas mayormente en la artista Yayoi Kusama. Básicamente, estas obras son una suerte de recolección y reinterpretación de mis artistas favoritos”, explica.

Hoy tiene dos colecciones, Matisse y Hilma af Klint, y ningún móvil es igual a otro, son todos únicos e irrepetibles. Para comprar se puede hacer a través de Instagram (@milki_bm) o de su página web, milkibm.com.