Una torta hecha 100% a mano

Suaves capas de masa de hoja, con pedacitos de almendras o nuez (según la receta) rellenas con abundante manjar casero dan vida a las tortas que elabora desde hace ya cinco años Alejandra Marchant.

Lo que partió como una alternativa para generar ingresos sin dejar de lado el cuidado de sus cuatros hijas, poco a poco fue tomando vuelo. Sus inicios los dio en la cocina de su casa y hace un año dio el salto y arrendó una cocina en Vitacura. En el taller hoy la acompañan otras tres cocineras, quienes la ayudan con otro de sus hits: sus alfajores caseros de nuez, almendra o maicena que hoy vende en Fork y Dfab. Pero las tortas las hace única y exclusivamente ella.

“El manjar se hace aquí a partir de leche condensada, al igual que los discos de hoja que elaboro personalmente, luego incorporo almendras o nueces en trozos para que se sienta esa crocancia en la torta. Creo que el secreto es que es una torta rica, que transmite el trabajo artesanal y el cariño que hay detrás”, cuenta Alejandra.

Hay cuatro versiones y en diversos tamaños: almendra crocante y manjar; almendra crocante, manjar y frambuesas; almendra crocante, manjar, frambuesas y nutella y otra en base a nuez crocante y —por supuesto— manjar.

“La cocina y la pastelería son parte de mi familia, una idea que surgió para poder emprender y costear los gastos de mis hijas. Hoy es día es una gran herramienta y el sustento de mi hogar”, sentencia. 

Desde $18.500 para 15 personas, pedidos con tres días de anticipación y en épocas de fiesta, una semana antes. Hay alfajores bañados en chocolate de leche o en azúcar flor. $500 cada uno. No hay mínimos para pedir.

Pedidos al WhatsApp: +56 9 6500 8140. O vía Instagram, @ale_marchant