El legado de Matilde Pérez

matilde pérez arte revista ed

Este miércoles 1 de octubre, fallece la artista visual tras un paro cardiorespiratorio. Había sido operada del corazón y se encontraba delicada de salud.

Nació en Santiago de Chile en 1920 y en 1938 ya había iniciado su formación artística, cuando tomó clases particulares de pintura con Pedro Reszka. En 1939 ingresó a la Escuela Bellas Artes, donde fue alumna de Pablo Burchard y Jorge Caballero. Comenzó como pintora figurativa y en 1960 empezó a experimentar con la abstracción, los efectos ópticos y el movimiento. Viajó becada a París y se encontró con Victor Vasarely, considerado el padre del op art y el arte abstracto geométrico. Así inició la investigación óptica y cinética. Luego de su encuentro con el trabajo de Vasarely, su obra cambió: pasó a centrar sus composiciones en los efectos visuales que lograba con la distribución de diversas formas abstractas, concentrándose en los conceptos de orden y geometría.

Consiguió profundas investigaciones de los materiales y colores. Su profesionalismo e indagación la llevó a formar parte del Grupo de los Cinco -a principios de la década de los 50- que también lo componían Ximena Cristi, Aída Poblete, Sergio Montecinos y Ramón Vergara. Se creó a partir de una exposición que realizaron juntos en el Instituto Chileno Francés de Cultura, en 1953 y tenían como motivo la inconformidad con los medios tradicionales de representación pictórica.

Sin embargo, tomaron rumbos diferentes. Matilde Pérez y Ximena Cristi, por ejemplo, se integraron en 1956 al Grupo Rectángulo fundado en 1955 por Gustavo Poblete y Ramón Vergara Grez, conformado además por Elsa Bolivar, Maruja Pinedo y Uwe Grumann. Con un fundamento geométrico y abstracto, este grupo buscaba eliminar el nexo referencial entre obra y realidad. Posteriormente, con miembros de Rectángulo y nuevos integrantes, se formó la agrupación Forma y Espacio.

El arte de Matilde Pérez experimentaba con la creación del movimiento, del tipo virtual, óptico y real. Lo último lo incorporó a sus obras en 1970. Además de su talento, Pérez -quien estuvo postulada varias veces al Premio Nacional de Arte- se hizo conocida por mostrar sus obras no sólo en exposiciones, sino que también en plena calle, como es el caso de Friso Cinético, de 40 metros de ancho realizado en metal, instalado en el frontis del Apumanque en 1982 (actualmente se encuentra en la Universidad de Talca). En 1970 instaló en el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura un Túnel Cinético que permitía transitar entre efectos producidos por espejos, luces y figuras geométricas.

Una gran artista nos deja, una destacada exponente del arte que además innovó con el uso de medios tecnológicos. Desde mañana será velada en la Iglesia San Patricio, ubicada en Isabel la Católica con Manquehue y su funeral se realizará el viernes en el Parque del Recuerdo.

 

Revise la entrevista a la destacada artista chilena en Capital