Galletas personalizadas

Yael Fischmann viene de una familia muy relacionada con la cocina. Uno de sus abuelos era pastelero alemán y el otro tuvo por años el restorán Chez Henry, en la Plaza de Armas. Fue en ese lugar donde Yael pasó gran parte de su infancia y donde se enamoró de la cocina. Ha trabajado en Santiago, México y Nueva York y ahora está dedicada completamente a Zigal Bakery, su emprendimiento. Su especialidad son las galletas: tiene una línea gourmet, con combinaciones como chips de chocolate belga y trozos de jengibre confitado o chocolate 70% cacao con manjar natural y sal de Cahuil, disponibles en tres tamaños; y otra línea de galletas decoradas. Estas las hace a pedido y ahí saca a relucir su lado más artístico: fabrica los moldes, hornea las galletas –una masa tradicional de mantequilla, huevo, harina y azúcar– y las pinta a mano, con una paciencia envidiable. Además, acaba de empezar a hacer clases de galletas decoradas de forma profesional (en español e inglés), para un máximo de 4 alumnos por grupo.
En Instagram, @zigalbakery. hello@zigalbakery.com