The office

Un escenario distinto, pero tan importante: vestirse bien para trabajar también es parte del profesionalismo.