Tras 15 años de trabajo, el decorador estadounidense Billy Cotton lanza su primer libro

Con un estilo capaz de combinar lo viejo y lo nuevo, el presente y el futuro, el trabajo de Billy Cotton ha cautivado al mundo. En este nuevo libro de la editorial Rizzoli, es posible entrar y entender estos mundos, llenos de capas y detalles.

El primer libro del decorador norteamericano Billy Cotton resume 15 años de carrera, entre sus obras de diseño interior y también el diseño de productos. De la mano de la reconocida editorial Rizzoli, en este libro -que se lanza oficialmente el 22 de marzo, pero ya está disponible para preordenar- se puede ver el sello de Cotton: espacios donde se mezclan paletas de colores atrevidos, muebles e iluminación hechos a medida, artefactos llamativos y obras de arte, que se complementan para lograr interiores habitables y sencillos. 

La historia de Cotton cuenta mucho de su propio estilo. Su madre, proveniente de una familia irlandesa, llenó la casa donde Billy creció de muebles de los 70, antigüedades de la era colonial, textiles franceses y mucho más, logrando un mix muy ecléctico. Por otro lado su padre, hijo de inmigrantes judíos bálticos, venía de una familia que quería alejarse del pasado y enfrentar el futuro con glamour. “En esta dicotomía veo la base de mi viaje estético, la tensión entre lo viejo y lo nuevo, la pátina y el pulido, el presente y el futuro”, escribe en el prefacio de su libro.

Para Mayer Rus, editor de Architectural Digest y encargado de la introducción del libro, Billy Cotton es un estudioso de las innumerables formas en que el espacio se transforma en un interior. “De hecho, trata el espacio como si fuera un material. Crea habitaciones que satisfacen y despiertan curiosidades, espacios moldeados a partir de luces y sombras, patrones y colores. En sus manos, incluso una pared completamente blanca se convierte en algo más que un simple lienzo en blanco, mudo e inexpresivo”, escribe.

Algo muy importante para Cotton es descubrir cómo las personas, sus clientes, viven sus espacios. “Las casas que crea cuentan historias, específicas para cada cliente, nacidas de un cálculo intuitivo de pragmatismo y fantasía, necesidades y sueños. Sus proyectos irradian un sentido de pertenencia, un sentido de rectitud, como si dijera: «Has llegado a tu destino»”, escribe Rus.

Y así como los espacios que crea, este libro es también un mundo en sí mismo. Un recorrido por una década y media de trabajo, el descubrimiento de su propio estilo y un sello inconfundible. “La comunidad del diseño de interiores me ha abrazado, instándome a contar historias a través de objetos para construir espacios que exalten. Estas personas extraordinarias me han dado el generoso regalo de permitirme soñar junto a ellos, aprender sus idiosincrasias y filosofías únicas, y construir nuevos sueños de belleza y sustento estético para sus amigos, hijos y conocidos”, concluye Cotton.

 

El libro Billy Cotton: Interior and Design Work se puede comprar en la página web de Rizzoli o a través de Amazon.