Decorar con agua

Este elemento de la naturaleza está presente en todo ámbito de nuestras vidas. Y no tiene porqué quedarse fuera de los espacios interiores de la casa.

El agua es una sustancia líquida sin olor, color ni sabor que se encuentra en la naturaleza, ocupando tres cuartas partes de nuestro planeta Tierra. También es parte de nuestro organismo: el cuerpo humano está compuesto en un 70% de agua. Podemos bañarnos en ella, pero también la bebemos. A veces cae furiosa del cielo. Otras, el mar nos recuerda su ira, empujando sus aguas hacia la costa.

El gran protagonismo del agua en nuestras vidas no está ajeno al diseño. De hecho se puede incorporar a la decoración de una casa de muchas maneras. Es un elemento muy versátil que puede aportar tranquilidad e incluso podemos decir que tiene una función terapéutica.

Este elemento puede ser utilizado tanto en exteriores como interiores, a través de fuentes y paredes de agua, acuarios, entre otros.

Presentamos 15 imágenes con ejemplos de cómo decorar con agua.