DIA DEL PADRE

Si hay algo difícil es regalarle a los hombres. Uno siente que hay menos alternativas, que no es llegar y comprar, y que cuesta más sorprenderlos. Ya va faltando poco para el Día del Padre y se merecen que los celebremos como corresponde. Aquí le proponemos buenas experiencias –para salir de las típicas pantuflas–, sacarlos de su rutina e incentivar su lado B (también un regalo bien, bien práctico).