Gente joven

Gente joven

Con estilo propio y una visión madura para decorar.

Suscribirse a Revista ED
Warning: Undefined variable $offset in /var/www/html/wp-content/themes/ed2021/functions.php on line 563

Look parisino

El dúo de arquitectos Gillesa&Boissier vive y trabaja en un antiguo departamento de la capital...

Editorial

Reconozco ser cero tecnológica, siempre estoy con un modelo ya atrasado de teléfono y, aunque estoy suscrita a muchas revistas de decoración en el iPad (lejos la mejor herramienta de trabajo), creo que el papel no tiene comparación alguna; me esfuerzo por seguir las redes sociales, por estar al día en lo digital, no es algo que me fluya naturalmente. Pero hay que reconocer que la tecnología es imprescindible en estos días y que la habilidad para relacionarse con ella cambia la visión de mundo y el estilo de vida por completo. Y también la decoración.

Hoy los jóvenes son mucho más internacionales y abiertos de mente, saben de marcas, de tendencias, de diseñadores, de tiendas, siguen la moda y la imponen también con mucha seguridad porque están informados. Escriben y leen blogs, de decoración, moda, cocina, etc., y todo está a la distancia de un clic, ya no ven como un imposible casi nada material, porque si no se puede tener el original, hay miles de alternativas buenas para lograr un mismo look.

Hace muchos años, cuando hacíamos la edición de Gente Joven en ED, nos encontrábamos con casas mucho más simples, decoradas con mucho ingenio y donde la gracia estaba en la audacia, en saltarse las reglas. Pero en el 2015 estas casas están decoradas con una visión madura, con mucha personalidad y, sobre todo, con un estilo muy personal.

Saber más por supuesto también ayuda a comprar mejor, quizás menos, pero mejor. La cosa ya no pasa tanto por improvisar, sino por esperar el tiempo necesario para comprar ese mueble u obra de arte que se tiene en mente. “Antes el presupuesto se destinaba a la casa propia, pero hoy éste incluye decorar el interior”, nos dijo la decoradora Valentina García, que en estas páginas muestra su linda casa, llena de color, textiles, con un estilo muy femenino y cero minimalista que no se parece a nada. Tener el mundo al alcance de la mano y estar al tanto de todo lo que está pasando finalmente ayuda a sacar conclusiones propias y a no tener tanto susto a equivocarse, a correr riesgos y a descubrir lo suyo.