Gran escape

Warning: Undefined variable $offset in /var/www/html/wp-content/themes/ed2021/functions.php on line 563

Editorial

En una revista como ED, , en la que cada mes seleccionamos las más lindas casas y nos concentramos en mostrarles a nuestros lectores lo bien hecho, la gracia y el buen gusto para decorar, para cocinar, para poner la mesa, o para irse de vacaciones, como en esta edición en particular, pareciera que damos por sentado la seguridad que nos da nuestra casa, el tener un lugar de pertenencia, en el que nos sentimos cómodos y tranquilos. La última editorial escrita por Michael Boodro, editor en jefe de Elle Decor, me hizo reflexionar sobre este tema, y sobre la importancia que el concepto de una casa adquirió durante todo el año recién pasado, en el que no hubo noticiario que pudiera quedar indiferente ante la ola de refugiados de regiones africanas y de Medio Oriente que por razones étnicas, religiosas y de violencia se vio obligado a dejar sus casas y buscar refugio en el continente europeo. Todo esto en las peores condiciones humanas y con imágenes dolorosas que quedarán grabadas para siempre en nuestra memoria. Para todos los que tenemos un techo seguro el contraste es infinito y por lo mismo es bueno partir un nuevo año agradecidos de lo mucho que tenemos. Esto no significa que hay que andar deprimido o mortificándose; al contrario, es una invitación a valorar aun más sus casas, a ser más conscientes de lo importante que son y de lo mucho que se puede compartir y vivir en ellas.

Las casas de verano están hechas justamente para compartir y deben ser siempre generosas. No importa si son grandes o chicas, lo mejor de ellas es que están pensadas para recibir a la familia, a los amigos de los grandes y de los chicos, y por lo mismo tienen que tener un espíritu abierto, ser cero estiradas, muy cómodas y prácticas, cada una en su estilo eso sí, porque si hay algo que queda claro en este número es que formas de veranear hay muchas y muy distintas.

Todos los veranos cerca de cuarenta personas de una familia muy achoclonada se juntan dos semanas para pasar las vacaciones en un galpón-casa en el lago Riñihue. Una planta abierta, un altillo con muchas piezas y aún más camarotes puestos en fila, baños con tres duchas y un gran pizarrón para organizar desde las tareas básicas a los panoramas.

Otra mirada completamente opuesta es la que retratamos en Bahía Azul: una enorme construcción en concreto al borde de un acantilado, donde la absoluta simpleza define la arquitectura y la decoración. Como habitar una escultura.

Antes de llegar a la casa de Zapallar de Patricia Hurtado y Max Cummins sabíamos que nos íbamos a encontrar con un lugar precioso. Y así fue. Una casa de piedra que mira al cerro La Cruz, con un mix perfecto en la decoración y mucha tecnología. Es el refugio perfecto.

Nuestra querida Anita López también estuvo en Mallorca, fotografiando una casa amplia, muy abierta, pensada para la familia y los amigos, con mucho arte y rodeada de almendros, viñedos y huertos.
Son cuatro casas para soñar, para sentirse de vacaciones, aunque quizás todavía se encuentre en la ciudad. ¡Nos vemos en febrero, con otra edición inspirada en las casas de verano!

Magdalena Bock, Directora
magdalenabock@ed.cl